Caminando hacia lo nuevo, piensa diferente

¿Por qué buscar nuevos caminos?

El mayor desafío al que se enfrentan hoy los líderes empresariales es seguir siendo competitivos y crecer de manera rentable en un contexto de cambio, agitación y replanteamiento crecientes, visto de otra manera estamos en un mundo hipercompetitivo donde se acortan dramáticamente los ciclos de vida de productos y servicios, con turbulencias financieras, globalización acelerada y cambios tecnológicos disruptivos, por lo que conseguir diferenciarnos no es suficiente ya que las reglas de mercado cada día son distintas y representan nuevos retos; al factor “cambio” hay que agregar la velocidad del mismo, parece ser que solo las organizaciones que aprovechen a tiempo las oportunidades y administren eficientemente las amenazas serán aquellas que dominaran el panorama futuro. 

La rapidez como nueva regla del juego, la innovación como estrategia permanente de cambio, nos obliga a ver como adaptarnos, ser flexibles y sobre todo como empresario o responsable de un negocio el poder desarrollar un pensamiento innovador en nosotros y nuestra organización. 

Pensamiento innovador 

El pensamiento innovador es un proceso creativo que se utiliza para generar ideas y soluciones diferentes, atípicas y en ocasiones disruptivas. Es una tarea compleja que implica encontrar nuevos métodos para abordar problemas o procedimientos, pero la pregunta esencial es como se puede desarrollar un pensamiento innovador y diferente; sin ser partidario de reglas o fórmulas dado que cada ser debe encontrar en su experiencia sus propios caminos, algunas ideas que te pueden ayudar como guía a desarrollar el mismo. 

  • Liberar la imaginación
    La imaginación es la herramienta más esencial, hay que desbloquear tu cabeza. ¿Cómo se hace? Pensando en las cosas que se pueden hacer diferente y cuando tengas las ideas no las suprimas prematuramente.
  • No desesperar
    Si apenas empiezas a poner en práctica el pensamiento innovador, recuerda que el cerebro también es un músculo y necesita entrenamiento. Lo que quiero decir es que, las grandes ideas no llegarán de golpe o al primer intento.
  • Ser deliberado
    Hay que ser muy rebelde (en cuanto a ideas) para proponer algo que impacte, que explote y contagie a todos. Se necesita salir del molde.
  • Mirar desde otra perspectiva
    Siempre será necesario mirar desde otro punto de vista. Busca enfoques distintos, opiniones divergentes que te brinden la oportunidad de tener una perspectiva distinta a la de los demás y así desde otra posición puedes generar otro resultado.
  • Cuestionar y desafiar
    Si hasta ahora has aceptado los conceptos preestablecidos como infalibles y definitivos, es hora de que los cuestiones. Nada es definitivo y todo tiene margen de mejora. Desafía y cuestiona cualquier hecho y explora alternativas.
Si te está interesando este blog, también te puede gustar este: Tropezando, también se crece

Motivos para el cambio en formas de pensamiento. 

Que motivos puede haber para cambiar a nuevas formas de pensamiento y con ello innovar y buscar caminos diferentes, te presento algunos que pudieran ser tu caso para que las consideres:  

  1. Es una forma de crecer rápidamente.
  2. La innovación es un factor que diferencia a los líderes de los seguidores.
  3. Generar valor y ventajas diferenciadas para hacer crecer la participación de mercado.
  4. Permanecer vigentes en el mercado. Solucionar problemas distintos de maneras distintas.
  5. Competir en nichos diferenciados de alto valor agregado.
  6. Encontrar soluciones a los desafíos que presenta el cambio en cualquier ámbito.
  7. Innovar es evolucionar 

Esperando que tengas más claridad de cómo desarrollar un camino personal y empresarial diferente y exitoso, a través de ideas nuevas y conceptos innovadores, y como nos dice Perla Shu considerar que  “Una mente flexible tiene una mejor oportunidad de pensar de manera diferente así tomar un camino distinto y único en el viaje de la vida”.

Suscríbete

a nuestro blog

Tabla de Contenidos